La droga que hace innecesaria la relación sexual

 

William Burroughs y las drogas

 

Lacan ha señalado que el éxito de la droga está en que permite romper el matrimonio del cuerpo con el “pequeño hace pipi” (1). El “pequeño hace pipi”, aquí, es una alusión al falo y al goce que se obtiene de él. Allí donde el falo hace irrupción, la droga permite romper el casamiento del falo con el cuerpo, evitando la angustia y las operaciones simbólicas necesarias para instrumentalizar el falo.

Que se rompa el matrimonio implica por lo menos que ya ha habido una inscripción del falo (2) y que se rompe con algo del orden simbólico, representado aquí por el matrimonio. Claro está que el “romper” mismo nos habla de algo que no pasa por lo simbólico, dado que ya hay carriles preestablecidos simbólicamente para hacer con los matrimonios cuando concluyen. Con esto hay primero una inscripción simbólica del falo y luego una ruptura, que no pasa por el orden simbólico pero que lo afecta.

Leer el resto de esta entrada »

La droga transformada, la droga trastornada y sus paradojas[1]

 

marihuana_legal

 

Un debate surgido entre las llamadas cuestiones de sociedad[2], y es bajo qué especies el objeto-droga podrá incluirse en las sociedades tardocapitalistas. El problema ya no es la represión sino bajo qué modo legalizar o regular. El debate tiene una estrella: la marihuana.

La incidencia de la tecnociencia y de la economía neoliberal es obvia en la conversación y no sería excesivo decir que la empuja. Algunas posturas actuales de legalización toman como eje a la marihuana transformada en medicamento[3]. Siendo así, 23 de los Estados de EEUU ya permiten la marihuana curativa[4].

También tenemos en la conversación a la droga trastornada. La intervención de procesos científicos ha permitido hace décadas obtener el componente activo de la marihuana, el THC. Siendo así, las plantas actuales, genéticamente modificadas, han aumentado su potencial de THC de entre un 0,5 o 5 % hasta un 34%[5] . Leer el resto de esta entrada »

Máquina Murakami

 

murakami

Haruki Murakami es un entrenado corredor de fondo. Esto le ha posibilitado participar en ultramaratones, esto es, correr jornadas de 100 kilometros. En “De que hablo cuando hablo de correr” relata su experiencia.

Atravesando los 55 kilómetros de carrera lo invade el dolor. Explica: “Mi cuerpo estaba absolutamente desarbolado y parecía que de un momento a otro se iba a descomponer en pedazos”. No cede y la metáfora maquínica aparece: “Iba sin aceite, con los tornillos sueltos y los engranajes desajustados”. Continúa y expresa: “todas y cada una de las partes de mi cuerpo se alzaron y se quejaron en voz alta”. Leer el resto de esta entrada »

Maquinal o el cuerpo como maquina
Claudio Spivak

 

Cuerpo maquina

 

En lo que sigue nos interesa presentar una modalidad de consumo de tóxicos que encontramos en la cultura y en la clínica. Se trata de consumos múltiples acompañados de un saber, que parten de la concepción de un cuerpo imaginado como un ensamblaje, bajo el modelo de la máquina, el cual se superpone al modelo de cuerpo que propone el discurso cientista. El consumo es racional y se apoya en un uso particular de saberes, de pequeños relatos que explican qué se obtendría de ellos.

Introducción.
En psicoanálisis hay diversos modos de pensar el cuerpo. También hay modos diversos en que el cuerpo es pensado en cada época. Sabemos que la noción del cuerpo es diversa según cada época. La historia de la medicina provee ejemplos de esto. La civilización y cada cultura tienen un modo de concebir qué es un cuerpo, para qué sirve y qué tratamientos darle. Ya sea en la época primitiva donde el cuerpo era un campo de batalla que sufría la incidencia de las deidades y espíritus, o se trata de un cuerpo pensado en términos de humores y sus desequilibrios, siguiendo el modelo de la medicina de la época clásica, eso determina un modo de pensar la enfermedad, la salud y una clínica particular. De hecho, en su curso, Jacques-Alain Miller[1] señalaba, siguiendo una precisa indicación de Lacan, que nuestra relación con el cuerpo no es transhistórica. Esto es, la relación con el cuerpo cambia siguiendo los cambios de época.
Nos interesa aquí presentar algunas incidencias del modo de pensar el cuerpo en la actualidad y los consecuentes tratamientos que se le dan a ese cuerpo. Asimismo, sostenemos que el modo en que se consume tóxicos está marcado por la imaginación que se tiene del cuerpo.
En esta línea Lacan señalaba que nada prueba que el cuerpo sea una máquina. Sin embargo, lo importante, aquello que nos interesa resaltar, es que “la cuestión se haya abordado de esta forma”[2].  Esto es, se aborda al cuerpo al modo de una máquina. Leer el resto de esta entrada »

Traducción de referencia de Lacan
Evaporación del padre

Jacques Lacan traduccion

Agradezco especialmente a Maximiliano Zenarola por la traducción que agrego. Se trata de una respuesta dada por Lacan durante el Congreso de Estrasburgo del 12 de Octubre 1968. La referencia es “la cicatriz de la evaporación del padre” en la cultura.

Tal como lo menciona, esta evaporación no es total, sino que deja un resto.


La traducción dice:
Leer el resto de esta entrada »

Demasiado presente o algo ausente

ausencia y presencia

Extraigo dos frases de la página 64 del Seminario X, de la Angustia.
Al comienzo del fragmento seleccionado, Lacan se está refiriendo al apoyo que aporta la falta para la constitución del sujeto como deseante. Las referencias que propone son en torno al niño. Afirma entonces que la angustia no es la señal de una falta. En todo caso se trata de la falta de la falta, esto es, que no haya falta.
Trae el ejemplo de la relación con el seno materno:

“No saben ustedes que no es la nostalgia del seno materno lo que engendra la angustia, sino su inminencia? Lo que provoca la angustia es lo que nos anuncia, nos permite entrever, que volvemos al regazo”

Leer el resto de esta entrada »

Olvidos y recuerdos sustitutos
Claudio Spivak

Dora o Ida Bauer

 

En la página 17 del historial de Dora, Freud presta una pequeña orientación clínica. Escribe acerca de las diversas declinaciones por las que pasa un recuerdo, cuando cae bajo la sombra de la represión.
Así coloca como primera estación del recorrido de la represión a la duda, y a continuación al olvido. En la mención que hace, el falso recuerdo queda del lado del olvido.

La frase es:

“A muchos recuerdos los encontramos, por así decir, en un primer estadio de la represión: se presentan aquejados por la duda. Algún tiempo después, esta duda se habría sustituido por un olvido o un falso recuerdo”.

Un pie de página alerta acerca de las relaciones entre el olvido (amnesia) y el falso recuerdo (espejismos de recuerdo o paramnesias).

Leer el resto de esta entrada »

La muerte de Sigmund Freud

 

Muerte de Sigmund Freud

 

Hacía unos días había terminado de leer el libro “La piel de zapa”, de Balzac. Al concluirlo, Freud dijo a su médico: “Este era el libro adecuado para que leyera; trata del encogimiento y la inanición”.
Su médico recuerda que Freud había escrito, con motivo de la agonía de su padre: “se encoge inexorablemente… hacia una fecha fatal”. Leer el resto de esta entrada »